Sin preocupaciones

Andrea Zayas Angel

Fuente de bruma en Burdeos, Francia.
Ver cómo los niños corren sin miedo de resbalarse o caerse. Solo por diversión, sin ropa sin importar quien los esté viendo o que estén pensando de ellos, solo se escuchan sus gritos y sus risas. Dan ganas de volver a ser niño.